Nuestra Pradera

Si bien existen diferentes praderas para adecuar cada hábitat y lugar a la naturaleza de cada caballo, todas tienen los mismos puntos en común.

Las praderas son el hogar de nuestros caballos y queremos respetar al máximo su hábitat natural ofreciéndole lo mejor de ello y protegiéndoles de lo peor.

  • 1 Hectárea por caballo
  • No se usan herraduras
  • Solo campo abierto con infraestructuras necesarias en caso de emergencia
  • Vigilancia
  • Agua natural y pasto pero con forrajeras
  • Lejos de carreteras o núcleos urbanos
  • Sin coto de caza o similar
  • Sin perros sueltos
  • Vallado natural