Año de Nacimiento: 1998

Ícaro es un caballo bastante mayor que acabó en la perrera municipal después de que su dueño fuera denunciado por dejar a sus animales sin atención.

Estaba muy delgado y en muy malas condiciones físicas, tenía la boca muy mal y llena de picos y llena de llagas que le impedían comer bien. En cuanto llegó a la pradera nuestros veterinarios colaboradores le arreglaron la boca para que pudiese empezar a comer bien.

Ha pasado mucho tiempo ya de eso y ya es un caballo nuevo, ha pasado de ser un tímido abuelito que no se acercaba a nadie a ser un caballo feliz integrado en la manada.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad