Ayer por la tarde nuestros compañeros nos avisaron de que Ronda no se encontraba bien, moqueaba demasiado y estaba apática. Lo primero que hicimos fue avisar a nuestros veterinarios Murube y Barrero

Share

Llevábamos unos días viendo a Capitán Morgan algo decaído y, aunque al principio achacábamos su estado a una depresión o un bajón anímico, el ver que se estaba alargando junto

Share